Etiqueta de conversación empresarial

Etiqueta de conversación empresarial Página 1 de 2

En los negocios, al establecer contactos, las reglas de etiqueta no solo cubren el comportamiento de su oficina y el contenido del correo electrónico, sino que también incluyen la etiqueta de conversación con sus colegas. La etiqueta de conversación de negocios se piensa más comúnmente durante las interacciones cara a cara, pero también es relevante en el teléfono. En ambos casos, las necesidades anticuadas de escuchar y hablar deben estar al frente y al centro.



Es posible que tenga una pequeña charla con su nuevo supervisor, analice las cosas con un nuevo cliente antes de intentar cerrar un trato o llame al representante de otra empresa. No importa cuál de estas instancias sea su motivo de contacto, saber qué decir y cómo escuchar puede ser un elemento fundamental para una mejor carrera, una nueva asociación comercial o simplemente una conversación divertida. Una vez que alguien se sienta cómodo con usted, usted se sentirá más cómodo con él y alcanzar sus objetivos (redes, persuasión, etc.) será algo natural. Esto no solo puede ayudarlo a obtener lo que desea, sino que casi siempre le hará ganar un gran respeto.

Veamos algunos fundamentos de la etiqueta en las conversaciones de negocios.



Sea formal

Ser formal es elegante. En los negocios, necesitas tanta clase como puedas. Comience con un apretón de manos y, si le presentan a alguien, utilice un título (Sr., Sra., Etc.) hasta que reciba una invitación para su nombre. Lógicamente, el apretón de manos no se aplica a una conversación telefónica, pero la regla del nombre sí lo hace. También puede facilitar las cosas dándoles una invitación con su nombre. Lo más importante es que una vez que haya escuchado un nombre, no lo olvide.

Recordar nombres indica respeto, así que haz lo que tengas que hacer para mantenerlos en tu banco de memoria. Una forma fácil de hacerlo es mencionar su nombre durante la conversación inicial o, mejor aún, presentarle a otra persona.



A medida que avanza la conversación, manténgase formal y evite mostrar sus malos hábitos. Eso significa que masticar chicle, hablar en medio de un gran bocado o beber durante una oración está fuera de la ecuación. Esto es especialmente poco halagador en una conversación telefónica. En su lugar, trate de ceñirse a pequeños bocados y sorbos si asiste a una función de negocios con comida y simplemente evite comer mientras habla por teléfono.

Cuando su chat esté llegando a su fin, no olvide un apretón de manos de cierre, otro reconocimiento del nombre y un intercambio de tarjeta de presentación. Al mantener la formalidad en cada punto de la conversación, ha demostrado un sólido equilibrio de confianza y tacto. Si está terminando una conversación telefónica, asegúrese de agradecer a la persona que llama por su tiempo y asegúrese de que haya otra conversación en el futuro, o cara a cara si es posible.

Cíñete a temas seguros

Las palabras que salen de tu boca son claves para una conversación de negocios exitosa. Al igual que en el tribunal de justicia, lo que diga puede y será usado en su contra. Una mala palabra y podría seguirte durante toda tu vida empresarial.

Una conversación de negocios no está destinada a ser emotiva, por lo que debe ser bastante básica y libre de dramas. Los sujetos que corren el riesgo de incitar gritos y chillidos suelen caer bajo el paraguas de la religión y el dinero. Si alguien trata de que continúe con un tema que le resulta controvertido, no se desvíe y muerda el anzuelo. Ignora esos comentarios y si, por casualidad, alguien más se pone ruidoso o se emociona, trata de hablarle en un tono de voz más bajo para calmar la situación.

Ahora que conoces los temas, aprende a escuchar con atención y a callarte ...



Siguiente página