Haciendo el amor con una mujer sin experiencia

Haciendo el amor con una mujer sin experiencia Página 1 de 2

Aunque muchas de las mujeres de hoy tienen suficiente experiencia para mantenerse firmes en el dormitorio, entre otros lugares, todavía hay algunas mujeres que no tienen mucha o ninguna experiencia en lo que respecta a los juegos previos y las relaciones sexuales.



Si eres un chico que está saliendo con una de estas mujeres, hay ciertas cosas que debes tener en cuenta y asegurarte en todo momento cuando estés en medio de la sensualidad y la sexualidad. Si has estado antes con otras mujeres, debes tener en cuenta que todas y cada una de las mujeres son diferentes. El hecho de que a Rachel le gustara lo lento no significa que Monica lo quiera de la misma manera. Phoebe tampoco te animará a profundizar más.

Y cuando se trata de una mujer que no tiene la experiencia de Pamela Anderson, te recomiendo encarecidamente que te tomes las cosas con calma y hagas todas las cosas sensuales antes de siquiera pensar en participar en el último acto de amor.



Ella ya te hizo saber que te quiere; después de todo, tienen un compromiso el uno con el otro. Está un poco preocupada por su primera vez, o incluso su primera vez contigo. Vas a asegurarte de que ella te quiera tanto que pueda saborearlo.

dejale conocer tus labios

Cuando estés con tu mujer, participando en una de esas sesiones íntimas hechas para dos, tómate tu tiempo y explora su cuerpo con tus labios. Beso ella en lugares que la mayoría de las parejas tienden a ignorar.



Bésale los hombros, la espalda, la cintura, las caderas e incluso el hueso de la frente. Al tomarse el tiempo para apreciar las partes de su cuerpo que no son necesariamente sexuales, abrirá su mente y su físico a todas las posibilidades sensuales.

Cuando le beses la boca, deja que sienta el ritmo de tus movimientos orales. Deje que su lengua explore el interior de su boca lentamente. Demuestre que la sexualidad puede ser una de las experiencias más placenteras de la vida.

dale una mano a la chica

Su piel es suave y flexible; tus manos son grandes y fuertes. Usa tus manos firmes para conocer su cuerpo más íntimamente. Pasa tus manos por su suave cuerpo, masajeando todo lentamente con aceite de masaje sensual . Juega con la parte posterior de las rodillas, la parte interior de los muslos, la parte baja de la espalda, el cuello ... muévete a lo largo de su cuerpo como si no tuviera precio.

Acaricia sus pechos como si los estuvieras esculpiendo. Toma ligeramente cada seno en tus manos y manipula sus pezones para que se erijan. Su cuerpo podría estar retorciéndose debido a su excitación. En este punto, le sugiero que use su boca para influir en ellos para que se mantengan más erguidos.



Abre sus piernas y desliza lentamente tus dedos por la parte interna de sus muslos hasta que llegues al parche que es todo placer. Desliza las yemas de tus dedos sobre su vello púbico y luego deslízalas lentamente sobre el borde de sus labios externos. Son este tipo de sensaciones las que la convertirán en una seductora juguetona.

Déjala explorar tu cuerpo también ...

Siguiente página