Top 10: Señores de la droga

Página 2 de 3

Número 6

Carlos Lehder

País de operación: Las Bahamas
Clientela: USA
Producto: Cocaína

Lehder hizo dos contribuciones significativas al tráfico ilegal de drogas: 1) cofundó el Cartel de Medellín, posiblemente el cartel de drogas más rentable y violento de la historia; 2) Revolucionó el negocio del transporte y la distribución al pasar de mulas de drogas a aviones de propulsión, transportando drogas desde Colombia a Estados Unidos a través de las Bahamas. De un solo golpe, aumentó el volumen de manera exponencial; las ganancias, en números asombrosos, inevitablemente siguieron.



Caída: La megalomanía de Lehder se apoderó de él. Se apoderó de toda una isla de las Bahamas y la transformó en su propio cuartel general de transporte intocable, a donde llegaban aproximadamente 300 kilos de coque cada hora.

Estado 2008: Lehder se encuentra actualmente encarcelado en los EE. UU.

Número 5

Jose Gonzalo Rodriguez Gacha

País de operación: Colombia
Clientela: América del Norte, Central y del Sur, el Caribe, Europa Occidental y posiblemente Asia.
Producto: Cocaína

Cuando era joven, Rodríguez era un pistolero a sueldo de los mafiosos de las minas de esmeraldas, trabajando para notorios traficantes de cocaína como Verónica Rivera de Vargas antes de ascender para convertirse en el segundo hombre del Cartel de Medellín detrás de Pablo Escobar. Finalmente amasaría una fortuna de miles de millones, llamando la atención de Forbes , que lo colocó en su lista de multimillonarios globales en 1988.



Gacha no fue más que incansable, siempre buscando nuevas y creativas rutas de tráfico desde México a los Estados Unidos.También se le atribuye haber elevado sustancialmente el perfil brutal del Cartel al contratar mercenarios extranjeros para venir a Colombia y entrenar a las tropas del cartel en cosas como asesinato y guerra de guerrillas.



Caída: El aumento de la violencia en nombre del Cartel, incluidas múltiples órdenes de asesinato directas de Rodríguez, llevó a una ofensiva contra Medellín a fines de la década de 1980.

Estado 2008: Gacha murió en 1989, luego de un tiroteo con la policía colombiana.

Número 4

Griselda Blanco, también conocida como la reina de la cocaína de Miami

País de operación: USA
Clientela: USA
Producto: Cocaína

Como la indiscutible reina de la cocaína de Miami, Blanco, brutal, despiadado y probablemente psicótico, demostró ser un traficante muy eficaz para el Cartel de Medellín, acumulando una fortuna personal estimada en 500 millones de dólares.



También le gustaba usar la moda de alta costura y le encantaba fumar crack, pero su mayor pasión, así como la fuente de su leyenda perdurable, era ordenar asesinatos creativos y a sangre fría, posiblemente hasta 200, incluido un intento fallido en que el asesino a sueldo recibió instrucciones de usar una bayoneta.

Caída: La crueldad de Blanco, que incluyó la muerte a tiros de una niña de 2 años, dio a los agentes de la DEA un incentivo adicional para perseguirla. En 1985, fue condenada a 20 años de prisión por trata.

Estado: Liberado de prisión en 2004 y deportado inmediatamente a Columbia, se desconoce el paradero actual de Blanco.

Numero 3

Khun Sa, también conocido como el rey del opio

País de operación: Birmania (Myanmar)
Clientela: Predominantemente los EE. UU.
Producto: Heroína (opio)

A mediados de la década de 1960, el señor de la guerra birmano Khun Sa desapareció en la jungla con un ejército de 800 hombres y comenzó a cultivar opio. Una ciudad entera surgió en torno a su operación, y en el apogeo de su poder, Khun Sa era el traficante de heroína más prolífico del mundo, producía hasta tres cuartas partes del suministro mundial y circulaba con regularidad caravanas de mulas cargadas con heroína a través de Tailandia en ruta a EE.UU. La DEA, que se refirió a él como un despiadado Príncipe de la Muerte, deseaba desesperadamente llevarlo ante la justicia y ofrecía continuamente a los funcionarios birmanos hasta 2 millones de dólares para que lo entregaran.

Caída: A mediados de la década de 1990, supuestamente preocupado de que los funcionarios lo entregaran a los Estados Unidos, Khun Sa se rindió al gobierno birmano, que luego se negó rotundamente a extraditarlo.



Estado: Khun Sa vivió una vida lujosa en Rangún hasta su muerte a finales de 2007.

El narcotraficante más poderoso de los tiempos modernos ...

Siguiente página