Por qué algunas mujeres odian practicar sexo oral

Imágenes falsas.

Si parece que le repugna la idea de darte sexo oral, puede ser por una de estas razones (deberías preguntarle).

¿Qué chico no ama? una buena mamada ? Desafortunadamente, la sabiduría convencional dice que las mujeres odian dárselas. Y, de hecho, muchas mujeres lo hacen. Como ocurre con la mayoría de las aventuras sexuales, todo se reduce a la persona, la química y el calor del momento. El sexo es todo momento y confianza. Dicho esto, para obtener la mamada de clase mundial que tanto deseas, hay algunas cosas que debes recordar sobre las preferencias generales de las mujeres. Porque, sí, todo es mejor cuando ambos se divierten. Definitivamente vale la pena asegurarse de que le está dando la mejor oportunidad de pasar un buen rato en el sur.

Regresemos en el tiempo por un segundo



¿Recuerda cuando era joven, incómodo y recién comenzaba a aprender sobre el sexo? Tu pene no era lo que es hoy, el sexo duró unos 50 segundos y tus habilidades para besar eran comparables a las de un pez dorado. ¿Recuerdas ese momento terrible? Todos hemos estado allí. Para bien o para mal, y por lo general es para peor, nuestras primeras experiencias sexuales moldean muchos de nuestros profundos miedos internos, trampas e inseguridades sobre el sexo cuando somos adultos. En la escuela secundaria, muchas niñas se sintieron presionadas a hacer mamadas, quisieran o no, como un precursor lógico de tener relaciones sexuales. Por esa razón, muchas mujeres asocian el hecho de sentirse impotentes. Algunos lo superamos; algunos de nosotros no. Solo recuerda eso y no tengas miedo de hablar con tu pareja.



Todo el problema de la mordaza

Algunas chicas tienen todo el problema de las mordazas con las mamadas. Personalmente, creo que el reflejo nauseoso es un 90% mental, pero hay formas de superarlo. Superar el problema del reflejo nauseoso no es un proceso de 20 minutos, por lo que esto realmente no se aplica a tus aventuras de una noche. Sin embargo, si tu amada niña tiene problemas con las náuseas, aquí tienes algunos consejos.

Primero, intente que empiece cuando esté bastante difícil. Sé que esto parece una locura, pero hay menos presión y ella puede experimentar contigo de otras formas ahora que el enfoque no está en ponerte súper duro. Dar buena cabeza es una habilidad y se necesita un pensamiento positivo sobre el sexo y la confianza de tu pareja para dominar.



En segundo lugar, no sea enérgico. Quite las manos de su cabeza, cuello u hombros y déjela tener el control.

Tercero, cuidado con tu venida. Algunas mujeres están realmente en contra de tragar, y la mitad del problema de la mordaza es el miedo a que la cabeza se hinche antes de eyacular. Cuando esté cerca del clímax, sugiérale que termine con usted de otra manera (y, como sabemos, hay muchas). Ven a otro lugar. Su boca no es el único lugar para tu semen.

Pagar el favor

¿Sabes cuando sales a tomar una copa con tu amigo y él compra la primera ronda, así que te ofreces a comprar la segunda para mostrar respeto? Sí, es así. Ella cae sobre ti, devuelve el favor y bajar sobre ella . No tiene que ser directamente después del evento, pero, ya sabes, sorpréndela en el momento adecuado.

Llega un momento...



Hablando de tiempo, hay ciertos momentos en los que no tenemos ganas de mamarlos. Por ejemplo, cuando acaba de salir y hacer ejercicio durante tres horas en ropa interior gruesa, o justo después de un viaje de campamento de cuatro días. A cada chica le gustan diferentes cualidades físicas, pero creo que todo el mundo puede estar de acuerdo en que es preferible cuando las cosas empiezan con más frescura que cuando no.

Ella simplemente no está tan interesada

Desafortunadamente, hay algunas chicas a las que simplemente no les gustan las mamadas y, a veces, sus razones para ello son muy arraigadas y delicadas. Si está en una relación, sugiero paciencia, discusión abierta y mucho apoyo. Cuando se trata de sexo, la mayoría de nosotros somos mejores en hacer en lugar de hablar, por lo que las conversaciones sobre cualquier mal funcionamiento en el dormitorio no serán fáciles. Piense si está dispuesto a lidiar con esto y, si lo está, sea empático y comprensivo. Se un amigo.